Los 10 pueblos más bonitos de la Costa Brava - 2022 - Visita Costa Brava
Buscar > Visita Costa Brava
Los 10 pueblos más bonitos
Descubre los pueblos más bonitos de la Costa Brava. Poblaciones que con su historia, cultura, gastronomía y paisaje te dejarán fascinado.

Los 10 pueblos más bonitos

Qué Visitar

Descubre los pueblos más bonitos de la Costa Brava. Poblaciones que con su historia, cultura, gastronomía y paisaje te dejarán fascinado.

TOP1
TOP2
TOP3
TOP4
TOP5
TOP6
TOP7
TOP8
TOP9
TOP10
Mapa
publicidad

Entre los principales atractivos turísticos de la Costa Brava destacan los innumerables y preciosos rincones que nos regala: las playas, calas, miradores con vistas increíbles, castillos o ermitas, entre otros. Pero, aparte de todos estos espacios, también debe ponerse de manifiesto el encanto que poseen sus villas, el verdadero corazón que hace latir la Costa Brava.

A continuación, te presentamos los pueblos más bonitos de la Costa Brava, protagonizados por sus cascos antiguos llenos de historia, sus casas junto al mar, las playas donde todavía se pueden ver barcas a pie de arena, las calles estrechas, los locales y tiendas, y su alma vinculada al mar.

Desde Visita Costa Brava te presentamos la lista que hemos elaborado con los 10 pueblos más bonitos de la Costa Brava:

Blanes

Blanes es la primera población de la Costa Brava y es uno de los pueblos más ricos culturalmente hablando. De hecho, durante su historia ha servido de fuente de inspiración para muchos escritores. Recorriendo sus calles, podrás observar todas las casas ochocentistas que nos ha dejado el legado de los indianos (Can Gallet, Can Masó) y restos del gótico catalán, como por ejemplo la fuente situada en la Calle Ample.

Además, es muy conocido el extenso paseo marítimo, que va desde el puerto hasta el otro extremo de la población. En el tramo del paseo que se encuentra justo enfrente del casco antiguo, hay numerosos locales de restauración donde poder degustar la gastronomía mediterránea o tomar algo al aire libre justo enfrente de la playa principal.

También cuenta con lugares de interés destacados como son Sa Palomera o el Castillo de Sant Joan , dos puntos elevados desde los que podrás disfrutar de una bonita panorámica de Blanes.

Tossa de Mar

Es uno de los pueblos más bellos, emblemáticos y fotografiados de la Costa Brava. Desde el extremo opuesto a la Villa Vella, se puede obtener una fotografía fantástica de su playa principal con la Villa de fondo.

Es precisamente el encanto de la Vila Vella, con sus calles empedradas y sus edificaciones históricas, uno de los principales reclamos de Tossa de Mar. En lo alto del casco histórico es donde encontramos el faro; desde este punto podemos disfrutar de una panorámica extraordinaria sobre el mar.

S'Agaró

S'Agaró se encuentra en una de las poblaciones más bonitas de la Costa Brava gracias a su pintoresco centro urbano de estilo novecentista.

Este encanto arquitectónico que nos traslada hasta principios del siglo XX, junto con sus calas y playas, son los principales reclamos que convierten a s'Agaró en una de las zonas de veraneo más frecuentadas por los visitantes.

Calella de Palafrugell

Llegamos a Calella de Palafrugell, uno de los pueblos más bonitos y pintorescos de la Costa Brava. Esta villa todavía conserva las calles estrechas y empedradas previas a la llegada del turismo, así como las casas de pescadores de color blanco, situadas en primera línea de mar. Este entorno, sumado a las barcas de pesca que encontramos en la arena, configura una espectacular postal.

En este lugar también podrás disfrutar de pequeñas calas maravillosas, restaurantes a pie de playa donde degustar la gastronomía mediterránea, y el encanto de sus playas más céntricas (d'en Calau, Malaespina y Port Bo).

Sin duda una de las poblaciones que más te fascinará; es un paisaje precioso.

Tamariu

El origen de Tamariu lo encontramos en una pequeña villa de pescadores. Actualmente conserva mucha de su esencia original gracias al encanto de su pequeño núcleo urbano.

No te pierdas su hermoso paseo marítimo, con unas vistas preciosas a la bahía de Tamariu. Desde el mismo núcleo, encontrarás el camino de ronda que te permitirá descubrir rincones naturales preciosos como Cala Pedrosa.

Begur

Begur es uno de los municipios de la Costa Brava donde mejor se conserva el legado arquitectónico de origen indiano. De su casco urbano también cabe destacar el castillo, edificado sobre una colina que domina todo el entorno y que nos regala unas vistas espectaculares.

Además, Begur también cuenta con un entorno natural de enorme belleza en el que podremos disfrutar de algunas de las calas y playas más destacadas de la Costa Brava, como Sa Tuna, Aiguablava o l'Illa Roja.

Pals

Pals cuenta con un valioso patrimonio histórico que convierte su casco antiguo en uno de los más bellos de la Costa Brava, y que nos regala rincones imprescindibles como la Torre de les Hores o el mirador Josep Pla. Es un lugar perfecto para dejarse perder y disfrutar con todos los sentidos.

El municipio cuenta también con zonas de humedales y arrozales, desde donde podremos disfrutar de agradables rutas a pie o en bicicleta, así como de una extensa playa perfecta para disfrutar de un día en familia.

Cadaqués

Nos desplazamos hacia el Cap de Creus, en la población de Cadaqués. Éste es uno de los pueblos más bonitos y emblemáticos de la costa catalana. Hasta el siglo XIX estuvo bastante aislado de su entorno debido a su ubicación geográfica, lo que ha facilitado la conservación de una parte muy significativa de su encanto original.

Las casas de fachada blanca y la iglesia de Santa María reposando entre el mar turquesa y el contorno del Cap de Creus, conforman una de las imágenes más buscadas de toda la Costa Brava.

Más allá del casco urbano, la costa del municipio de Cadaqués está ocupada por un gran número de calas que cuentan con el paisaje y esencia únicos del Cap de Creus.

Platja d'Aro

Platja d'Aro está situado en el Baix Empordà, en el corazón de la Costa Brava. Es un municipio que combina una gran oferta de ocio, cultura y gastronomía, con un entorno natural precioso con rincones como Cala Sa Cova o Cala del Pi. Es un sitio perfecto para disfrutar del turismo activo con actividades náuticas, senderismo o BTT.

Alejándonos un poco de la línea de la costa, encontramos el núcleo de Castell d'Aro, un lugar con mucho encanto donde podemos disfrutar de una visita muy recomendable a su conjunto histórico, declarado Bien Cultural de Interés Nacional.

Roses

El origen de Roses se remonta a la fundación de la colonia griega de Rhode, en el siglo IV a.C. Desde entonces, el municipio se ha ido articulando y creciendo en torno a su imponente bahía, un espacio que atrae a muchos amantes del mar y de las actividades náuticas.

Uno de los espacios que no pueden faltar en nuestra visita es la Ciutadella de Roses, un elemento patrimonial extraordinario que nos permite seguir la historia del municipio desde la su fundación hasta hoy en día.

Más allá del casco urbano, Roses está rodeada por espacios de gran belleza natural, como el Parque Natural del Cap de Creus o los Aiguamolls de l'Empordà, donde podemos disfrutar de muchas rutas para realizar a pie o en bicicleta y de unos paisajes fantásticos.